img-book
ISBN: 978-84-16961-48-1

Flash Gordon – Jim de la Jungla 1938-1940

4.00 out of 5 based on 1 customer rating
1 reseña de cliente

Autor: Alex Raymond

Cómic. Cartoné. 30×38,5. Color. 120 páginas.

34,90

Cantidad
Acerca de este artículo
Descripción

La dictadura de Ming ha encontrado en Flash Gordon, Dale Arden y Hans Zarkov tres enemigos que ponen una y otra vez en jaque su dominio absoluto. Entre traiciones, victorias, derrotas y huidas, los terrícolas van descubriendo las terribles maravillas del planeta Mongo, de los subterráneos de Mingo City a las selvas de Arboria y, por fin, los páramos helados del reino de Frigia y su bella Reina Fría, la serie alcanza una perfección estética que nadie ha igualado en la historia de los cómics.

 

Detalles

ISBN: 978-84-16961-48-1

  1. Suso

    “(…)La muchacha ha leído The Castle of Otranto, todo/ Coleridge, Chénier. No soporta Moll Flanders. Siempre/ quiso representar a Puck en el colegio. Se sabe de memo-/ ría los escritos de Hobbes./ La muchacha se niega a entender a los pájaros. Su/ sonrisa es salobre, descarnada, profética. Adora al Sol/ -cóndores regios y sirenas albas al declinar el día./ La muchacha dibujaba palanquines de jade en un/ cuaderno rosa pálido, hace ya mucho tiempo. Suele/ ruborizarse al contemplar las nubes, los pasillos, raíces/ o perfumes que no conducen hacia Dios./ La muchacha detesta los sacos estridentes, los auto-/ móviles, los rifles descargados y los anuncios luminosos./ Sus pupilas son lagos de colonia holandesa. Sus zapatos,/ charol en el espejo, lluvia de primavera. Su cintura es un/ ramo de violetas ajadas y dispersas, de grutescos ambi-/ guía empobrecidos en las Indias./ Pero su pecho es una flauta, un bebió de azucenas, un/ laberinto de marfil, una película de Flash Gordon. Su/ pecho es una flecha envenenada lanzada por un sioux/ que se clava despacio, lentamente…” (Fragmento final del poema “L.W.J.” – Luis Alberto de Cuenca, 1972). …El Flash Gordon de Alex Raymond en toda su plenitud, si esto no es una obra maestra sin duda se le aproxima lo suficiente para denominarlo un gigante del cómic (ya sea a la obra o al autor) …a tamaño gigante!