La Logia de los Soñadores
1 septiembre, 2010 | 0 Comentarios

La Logia existe desde que el ser humano se alzo del barro. Ha estado ahí, agazapada, escondida en lo más profundo de la noche desde siempre. Ni ellos mismos conocen sus orígenes que se remontan a los albores de los tiempos, aunque su destino es el de dar a los humanos, cuando la Tierra se les quede pequeña, una guía a través del oscuro frío cósmico. Siempre han sido nueve como los planetas de nuestro sistema solar, y son capaces de dominar a los humanos cuando duermen infiltrándose en sus sueños.
Ahora han cometido el peor de los crímenes: matar a uno de ellos por miedo y avaricia al informarles de que no estaban solos, temiendo perder su trono. Ahora la Logia deberá de ser renovada y encontrar a nuevos soñadores que no hayan sido corrompidos
Melville, un hombre incapaz de dormir y por tanto de ser dominado por la Logia y un niño (el hijo de la Cartógrafa, la soñadora asesinada por los suyos) deberán de sublevarse y llevar a cabo el cambio.

“Tu madre lo tenía todo. Cualquier cosa que se le ocurriera desear, se materializaba para ella en sus sueños, los hombres la obedecían sin saberlo… viajó a lugares donde ninguno de nosotros llegará jamás… Y sin embargo siempre prefirió la vigilia al sueño. Para ella un apartamento de cuarenta metros en una ciudad gris y ruidosa, con vosotros, fue siempre mejor que el mayor de nuestros paraísos soñados… Ese fue su pecado. Por eso murió… y por eso vas a morir tú ahora.”

Deja un comentario

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También puedes consultar nuestra Política de Privacidad

    ACEPTAR
    Aviso de cookies